Tipos de rotura y los métodos más efectivos para reparar tuberías plásticas


En todas las ciudades y poblaciones del mundo, las redes de distribución de agua juegan un papel fundamental en el sistema de abastecimiento.

Uno de los mejores materiales que por sus características técnicas que resiste a todo tipo de presiones, corrientes parasitarias y condiciones agresivas son las tuberías plásticas de polietileno (PE).

 

Si este tipo de tuberías de polietileno fuesen a través de la superficie o por el interior de galerías visitables, no tendríamos ningún problema, pero este no es el caso. Lo habitual en la gran mayoría de las poblaciones es que las tuberías de polietileno vayan por debajo de asfalto, adoquines y aceras. Que además estén recubiertas por tierra de relleno, grava o incluso estén protegidas con hormigón, sobre todo en cruces de calzadas o puntos donde la tubería pueda sufrir cargas más elevadas.

 

Como veréis, las reparaciones pueden tener más complicaciones de las que en un principio se podía pensar. Hoy vamos a ver los tipos de rotura más comunes y los mejores métodos para repararlos:

 

Rotura neta en redondo

 

Sucede cuando hay un corte o rotura en la tubería en el plano más o menos perpendicular de esta. A este tipo de roturas también se le llama rotura por tronchado.

 

¿Cómo solucionar la rotura neta en redondo?

Lo preferible para reparar este tipo de roturas es eliminar toda la parte afectada cortando por ejemplo 1 metro por cada lado, poniendo un carrete con manguitos EF o unas bridas para tuberías de PE. Si se trata de una tubería de PVC o PVC-U, algo menos común, pondremos manguitos de doble capa o bridas.

 

Aunque si no queremos complicarnos tanto siempre podemos utilizar una abrazadera de reparación o un acoplamiento flexible. La anchura debe ser la adecuada para que cubra de forma holgada toda la parte dañada y al menos 5 centímetros por cada lado.

 

Rotura por picadura

 

A este tipo de rotura se le conoce como “picadura” precisamente por ser como un pequeño agujero y por su forma de repararse. Es una de las roturas más habituales y suele producirse por tres motivos:

 

  • Cuando se realizan obras en el exterior y la maquinaria daña la tubería.
  • Por acción de la corrosión sobre las tuberías.
  • Por fugas de antiguas abrazaderas de toma de ramales, que al quitarse para sustituir por una nueva dejan al descubierto el antiguo agujero que se produjo en su día sobre la tubería.

 

¿Cómo solucionar la rotura por picadura?

 

El método es similar al de la rotura neta y se realiza con una abrazadera de reparación que tenga el ancho suficiente para que este cubra de forma holgada toda la zona dañada y al menos 5 centímetros por cada lado.

 

Rotura por fisura o raja

 

Otro tipo de averías muy comunes en poblaciones. Cuando se realizan obras sobre la superficie, puede darse el caso de que la máquina que está trabajando o una sobrepresión provoquen que se produzca una pequeña apertura longitudinal en la superficie, una fisura.

 

¿Cómo solucionar la rotura por fisura o raja?

 

El método más sencillo para reparar este tipo de roturas y asegurarnos que la fisura siga creciendo, sería cortar una longitud mayor a la parte que está dañada y colocar un carrete o en el peor de los casos sustituir la tubería entera.

 

Pero si la longitud visible de la fisura sea igual o inferior a un tercio de su diámetro exterior y no vemos posibilidad de que se haga más grande, podemos usar una abrazadera de reparación con un ancho para que cubra de forma bien holgada toda la zona afectada de la fisura y por lo menos 5cm a cada lado.

 

Rotura por reventón

 

Sin duda alguna la avería más grave que un tubo de plástico puede sufrir. Normalmente se produce por la acción en la superficie de una máquina o por una sobrepresión, lo que provocaría que la tubería estallase.

 

¿Cómo solucionar la rotura por reventón?

 

Para su reparación se podría cortar y sustituir todo el tramo donde se haya producido el reventón aunque lo más recomendable es la sustitución de todo el tubo.

 

Otros métodos de reparación

 

Máquinas de soldadura por electrofusión

 

Como hemos visto a lo largo del artículo, los carretes es una de las herramientas más comunes de utilizar a la hora de reparar roturas en tubos plásticos.

Cuando reparamos una tubería por carrete lo primero que tenemos que hacer es deshacernos de la parte dañada. Para las tuberías de Polietileno podemos usar manguitos de plástico, manguitos de latón o bridas. Pero la mejor opción, sobre todo para tuberías con diámetros superiores a los 63mm es usar manguitos electrosoldables con una máquina de soldadura por electrofusión.

 

Con este tipo de máquinas podemos incluso reparar averías por picadura, siempre que previamente rasquemos la superficie de soldadura.

 

Saneamiento sin presión

 

Por último quedaría por ver otro método de reparación similar al carrete con manguitos para tuberías de presión. Este sería el método de reparación de tuberías para saneamiento sin presión también con manguitos.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *