Comparativa entre el cobre y el plástico para instalaciones de tubería


Comparativa entre el cobre y el plástico para instalaciones de tubería
Uno de los debates que más controversia ha tenido en los últimos años sobre qué tipo de material usar para las tuberías en los hogares. Muchos apuntan que el precio del tubo plástico es inferior pero que no se tiene en cuenta el resto de elementos que constituyen su instalación o que las tuberías plásticas no son del todo seguras…

Tanto el cobre como el plástico son los materiales más comunes que se usan en las tuberías domésticas. Lo habitual es usar las tuberías de cobre para todo el tema de abastecimiento y las tuberías de plástico para la evacuación de aguas residuales. Pero lo cierto es que ambas tienen características muy parecidas; son ligeras, su coste no es muy elevado y aguantan muy bien el paso del tiempo. No hay casi diferencia entre los métodos de unión y la resistencia a los ciclos de dilatación es también muy similar.

Precisamente por todo ello, es habitual que cuando llegue la hora de instalar las tuberías y tengamos que elegir entre una y otra, entremos en un mar de dudas y la decisión sea más complicada de lo que en un primer instante pensamos.

Desde Blogplastics pretendemos arrojar luz al tema y aclarar todas esas dudas que cada día nuestros seguidores, distribuidores e instaladores nos preguntan.

 

Tuberías de cobre
Comparativa entre el cobre y el plástico para instalaciones de tuberíaEl cobre es un material muy frecuente en las instalaciones de fontanería, gas y calefacción. Igual que el plástico es un material ligero y duradero y algo menos elástico que el plástico.

Una de sus ventajas es que resiste al fuego así como a las grandes presiones. Además no se deforma ante el calor extremo y ofrece una buena protección contra contaminantes del suministro de agua doméstica.

Una de las mayores desventajas y el motivo por el cual cada vez más personas se decantan por usar plástico en vez de cobre es su elevado precio. El cobre es caro tanto a la hora de comprarlo como de instalarlo. La instalación de este tipo de material requiere de equipos de soldadura tradicional y las habilidades de un fontanero.

No suele ser lo más habitual puede darse el caso que con el paso del tiempo se pueden ver sometidos a la corrosión o formación calcárea.

Comparativa entre el cobre y el plástico para instalaciones de tubería
Además el cobre puede dejar un ligero sabor metálico en el agua. Lo cual no sería perjudicial para la salud en absoluto pero habría que tenerlo en cuenta.

 

Tuberías de Plástico

Comparativa entre el cobre y el plástico para instalaciones de tuberíaEl plástico es un material que por sus características técnicas es mucho más económico y facilita el ahorro de energía. Tiene un alto poder asilante, tiene grandes prestaciones y es más ligero.

Es un material el cual nos encontramos en la gran mayoría de edificios públicos, viviendas y lugares de trabajo. Los materiales más empleados son el PVC (cloruro de polivinilo) y el PE (polietileno) debido a su gran versatilidad, aunque cada vez más nos encontramos instalaciones en PPR.

Sus usos más comunes son para redes de abastecimiento de agua potable, saneamiento, riego y evacuación de aguas residuales y pluviales. Pero las tuberías de plástico son tan versátiles que también podemos emplearlas para distribución de gas en el caso del polietileno y canalizaciones sin presión en el caso del PVC.

Las tuberías plásticas son mucho más fáciles y económicas de instalar. Tienen mayor flexibilidad, resistencia mecánica estanqueidad, resistencia a la abrasión, no producen cal, son inalterables en el tiempo, resisten a todo tipo de agentes químicos (ácidos, bases, sales y oxidantes) y además son reciclables.

Al ser un material tan ligero, esto facilita su transporte, manipulación y almacenaje y apenas requieren de mantenimiento. No transmiten ningún sabor ni olor, soportan altas presiones, tienen un buen comportamiento ante el fuego y su conductividad térmica es mucho menor que el cobre (aquellos fluidos que transporten apenas les afecta). En referencia a sus paredes interiores son lisas y reducen la pérdida de presión por contacto.

A la hora del montaje, el plástico permite realizar canalizaciones sin uniones, reduciendo así el riesgo de fugas en sistemas de calefacción y refrigeración por suelo radiante y techo refrigerante. El montaje y desmontaje de cables y tubos en obras se hace fácilmente sin necesidad de abrir vías.
A pesar de todo ello todavía siguen habiendo dudas sobre los riesgos de la salud que implica el uso de materiales como el PVC. Pero los procesos de fabricación de este tipo de materiales son fácilmente reciclables y no contaminan. Además el uso de tuberías plásticas ya está más que autorizado desde hace años por todas las administraciones públicas y organismos sanitarios competentes con unas normativas que cada vez son más exigentes.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *